Buscador de la Hemeroteca
Català Compartir
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Vila-seca
El pròxim 2 de setembre es jubilarà després de 27 anys en el càrrec de Director de l'escola.

«No todo está por hacer ni todo es posible»

El próximo 2 de septiembre se jubilará después de 27 años en el cargo de Director de la escuela.

Olívia Molet

«No todo está por hacer ni todo es posible»

Josep M. Pérez Reverté, director de la escuela Sant Bernat Calvó de Vila-seca, se jubila después de 35 años como docente
  • Cristina Serret

Actualizada 23/06/2016 a las 10:52

Josep M. Pérez Reverté empezó a trabajar en la escuela Sant Bernat Calvó el año 1981. Hijo de la Canonja, en aquella época ya vivía en Vila-seca, donde había conocido la que sería su mujer. Había escogido la profesión de maestro por vocación y también por circunstancias familiares: la economía doméstica no permitía ir a estudiar a Barcelona, y los estudios de magisterio se podían seguir desde Tarragona. Aquellos primeros años en Vila-seca estuvieron marcados por el clima político, y la transición no fue sólo un hecho social, sino también educativo: «los maestros éramos jóvenes, queríamos cambiar el mundo y cambiar la escuela. Estábamos imbuidos por el espíritu de los setenta, de la escuela catalana, democrática y popular. En los años ochenta entramos mucha gente joven en las escuelas que intentamos ponerlo en práctica», recuerda Pérez. Justamente fue este afán el que lo llevó, pocos años después, a asumir el cargo de director: «fue el año 89, yo ya hacía siete años que trabajaba en el Sant Bernat, y la entrada de la lengua catalana trajo un poco de 'tibantor' al claustro, había dos bandos muy enfrentados con el tema de la lengua y hacía falta alguien para sosegar los ánimos. Me dijeron que yo era una persona de consenso, y acepté. Tenía que ser sólo por un año, hasta ‘apagar el fuego’. Y han sido 27».

Un largo camino
El próximo 2 de septiembre Josep Maria se jubilará. Atrás deja un camino lleno de retos superados. En frente, otro camino para recorrer, repleto de nuevos desafíos, que tendrá que superar a alguien más: «después de acompañar la situación del catalán en la escuela, en los años 80 tuvimos que trabajar para incorporar toda la inmigración que llegó. Después, tuvimos que hacer frente a las innovaciones tecnológicas, nos tuvimos que poner al día con la informática, y ahora el reto es introducir el plurilingüismo en la escuela, el reto de futuro es que los niños salgan dominando la lengua inglesa, que la vean como una lengua cotidiana».

Y, al fin y al cabo, con una cuestión de fondo que lo preocupa profundamente: en estos años todas las direcciones han tenido el mismo problema, y es que en este país no hay una ley de educación consensuada por todas las fuerzas políticas; no puede ser que cada tres o cuatro años nos la cambien, ahora ha entrado la ley Wert, que según los resultados del domingo cambiará o no, y eso nos hace ir muy mal. Suerte que los profesionales ‘pasamos’ de las leyes y enseñamos lo que tenemos que enseñar, pero es una pena que no haya un consenso político y una ley que sirva para 15 o 20 años».

Todo lo comenta sin perder de vista que al fin y al cabo, lo más importante son los alumnos y su educación. Una educación en la cual la familia, asegura, juega un papel clave, aunque también apunta que en los últimos años han observado factores, como los divorcios cada vez más prematuros, que a veces hacen que los niños «vengan a la escuela con una mochila cargada de problemas».

Visión realista
Ahora, a las puertas de la jubilación, Pérez Reverté se siente satisfecho del trabajo hecho. Cuando llegamos a los años 70 teníamos mucha ilusión, pero con los años te das cuenta de que ni todo está por hacer ni todo es posible. Hay cosas que se han hecho bien y que se tienen que mantener, quizás mejorar, y también hay cosas imposibles de cambiar, y te lo tienes que poner en la cabeza. hay mucha cosa hecha, gracias a Dios».

A quien le coja al testigo en la dirección de la escuela sólo le recomienda una cosa: «le diría que se cargue de paciencia, y antes de tomar una decisión cuente hasta diez, con que no corra. En el mundo educativo hay mucha tendencia a hacer las cosas ‘pim-pam’. Cuando suba la espuma tiene que dejar que baje, sosegarse unas horas antes de tomar decisiones, porque trabajamos con niños, que actúan mucho por instinto, y nosotros nos tenemos que centrar y estar tranquilos, no actuar a impulsos como ellos. También hay que escuchar mucho a los maestros, que están sometidos a mucho de estrés, y a los padres. Y también es importante saber escuchar a los niños».
Una escuela plurilingüe, inclusiva y con un claustro compacto
La escuela Sant Bernat Calvó tiene dos líneas, y se imparte enseñanza desde P3 hasta 6º. En total entran y salen cada día 450 alumes. Según su director, Josep M. Pérez Reverté, los rasgos distintivos del centro son cuatro. Empezando por la cohesión del equipo docente. «Hemos procurado que haya mucha armonía entre los maestros, pasamos muchas horas juntos y el trabajo que hacemos es muy importante de cara a la sociedad», señala Pérez Reverté. Otro rasgo distintivo es la apuesta firme por el plurilingüismo, con un proyecto integral pensado para integrar la lengua inglesa en el día a día de la escuela. El tercero, y uno de los más destacados por su director, es la integración de los niños con necesidades educativas especiales. «Tenemos muy claro que les queremos priorizar, nos entregamos, si hace falta dejando de lado otras cosas, porque con los recortes de los últimos años este campo ha quedado muy afectado, pero nosotros queremos una escuela inclusiva y por eso dedicamos muchos recursos, de horas y de personal,» apunta al director. Finalmente hay que mencionar la apuesta para incluir el ajedrez dentro del horario lectivo porque, según explica Pérez Reverté, «es una herramienta pedagógica muy importante». ¿Y ahora, con un nuevo horizonte en frente, qué le queda para hacer? He acabado la tarea docente pero no he acabado en la escuela. Tengo un nieto que en septiembre empezará en P3, así que cada día me veran el pelo. Con los amigos que vienen a traer los nietos iremos a hacer una cerveza una vez a la semana, alguna cosa haremos», explica el todavía director, que también se ve haciendo de campesino en el 'tros'  que tiene en Salou y «cuidando y ayudando a la mujer.
Temas relacionados
Twitter DiariMes Twitter

@Diari_Mes

Envía tu mensaje
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43