Buscador de la Hemeroteca
Català Compartir
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Es troben més de 50 eines de sílex de fa entre 800.000 i 1 milió d'anys al Barranc de la Boella

Se encuentran más de 50 herramientas de sílex de hace entre 800.000 y 1 millón de años en el Barranc de la Boella

Algunas de las herramientas de sílex encontradas durante esta campaña en el Barranc de la Boella.

IPHES

Se encuentran más de 50 herramientas de sílex de hace entre 800.000 y 1 millón de años en el Barranc de la Boella

En las excavaciones de este año también han participado estudiantes universitarios

Actualizada 13/06/2016 a las 22:53

La excavación que en las últimas semanas se ha efectuado en el Barranc de la Boella, en La Canonja, ha puesto al descubierto un conjunto de más de 50 herramientas de sílex de un valor excepcional por su antigüedad, que se situaría entre hace 800.000 y un millón de años. Se han encontrado en la zona conocida como La Mina y están muy bien conservadas. También se ha recuperado un elevado número de coprolitos de hiena y entre los restos óseos de grandes dimensiones destacan diversos grandes fragmentos de astas de cérvidos y un fémur de rinoceronte de la misma cronología que las herramientas.

La buena conservación de los restos de sílex cortados permiten documentar las características tecnológicas de los primeros conjuntos arqueológicos. El conjunto del Barranc de la Boella tiene un gran valor, por|para la excepcionalidad de este archivo, entre el resto de evidencias disponibles en Euroasia de este periodo tanto remoto de la historia de la humanidad fuera de África. ​Josep Vallverdú, codirector de la excavación e investigador del Instituto Catalán de Paleoecología Humana (IPHES), ha destacado que La Mina «contiene uno de los archivos más antiguos de la evolución humana en Cataluña y en la península Ibérica. Y lo más singular de todo es que no sabemos todavía cuándo acaba porque a día de hoy su potencial todavía no es lo bastante conocido».

La conservación de los restos de fauna también es excepcional y de momento se han definido hasta 4 estratos con material paleontológicos y arqueológicos. Con respecto a los restos desenterrados en esta campaña sobresale la presencia de una diversidad importante de taxones (cérvidos, caballos, bóvidos, rinocerontes) que facilitarán una fundamentada interpretación paleoecológica de los ecosistemas fluviales y deltaicos de la cuenca del Francolí. «Estos tipos de conocimientos son inéditos en nuestras regiones –ha añadido Josep Vallverdú- y son contenidos singulares para explicar la evolución humana y de los ecosistemas en la historia reciente de la Tierra».

Décimo aniversario de las excavaciones
Este año, después de 10 campañas de trabajos bajo la dirección del IPHES, en La Mina se ha instalado una marquesina que quedará de forma permanente y contribuirá a la protección del yacimiento. Esta infraestructura ha sido impulsada por el IPHES gracias a las ayudas del Ayuntamiento de la Canonja, la Diputació de Tarragona y la Generalitat de Catalunya. Por otra parte, la campaña de este año ha implicado un cambio en la manera de trabajar en el Barranco de la Boella. «En estos primeros años, nos hemos centrado mucho en distintos sondeos con el fin de afinar en su antigüedad y en el número y características de los estratos fosilíferos. En el sondeo de la Mina no sabemos todavía hasta qué profundidad en el tiempo geológico hay restos arqueológicos y paleontológicos. Uno de los próximos retos es acabar este sondeo, al mismo tiempo que lo empezamos a excavar en gran superficie, en extensión,» explica Josep Vallverdú. «De esta manera podremos empezar a realizar estudios más profundizados en el conocimiento de los ecosistemas de la cuenca del Francolí gracias a un número más elevado de fósiles», adelanta|avanza al mismo arqueólogo.

Próxima campaña
La próxima campaña precisará de un aumento del número de participantes en los trabajos arqueológicos, con el fin de poder preparar la intervención a lo grande extensión. Eso supondrá también sacar un importante volumen de sedimentos. Sin embargo, tal como ha pasado en la cala 1, es probable que los estratos más recientes contengan restos arqueológicos y paleontológicos y, por lo tanto, tendrán que ser documentadas de la mejor forma posible. En este sentido, Vallverdú ha declarado: «Esta campaña hemos abierto listas de participación en graduados y postgraduados, con el fin de incluir el yacimiento del Barranc de la Boella en el ámbito académico y universitario europeo, y convertirse en un yacimiento escuela los próximos años».

Un proyecto de investigación con vocación universal
Las 10 campañas de excavación arqueológica del Barranc de la Boella han servido de forma notable para adquirir los conocimientos básicos sobre su valor patrimonial, científico y académico. El grupo de investigación formado en parte por personal del IPHES y del Museo de Ciencias Naturales de Madrid - CSIC ha remarcado la singularidad del yacimiento del Barranco de la Boella para explicar el origen del poblamiento humano de Euroasia. Y es un archivo singular de la paleoecología de la cuenca del Francolí de hace más de 1 millón de años. «Por este motivo ya hemos manifestado a la administración local, regional y nacional la oportunidad de construir un proyecto de investigación con vocación universal para conocer la historia natural de la humanidad que vivió en la Canonja durante estos tiempos tan remotos».
Temas relacionados
Twitter DiariMes Twitter

@Diari_Mes

Envía tu mensaje
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43