Buscador de la Hemeroteca
Català Compartir
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Ser dona i pagesa

Ester Gomis ayuda a sus padres en las fincas familiares.

Ser mujer y campesina

Sólo cerca del 15% de agricultores de Cataluña son mujeres. Ester Gomis, de Vilallonga del Camp, es una de ellas.

Actualizada 19/03/2016 a las 08:09



«Hace unos años, en la época de nuestros abuelos y abuelas, casi todo el mundo era campesino. Tanto hombres como mujeres», declara rotundamente Ester Gomis. Y sigue: «Era lo más normal del mundo». Pero hoy en día, la agricultura se ha convertido en un sector cada vez más pequeño, sobre todo en el sexo femenino. Y es que de los más de tres millones de población ocupada del año 2015 en todo Cataluña, tan sólo 47.800 personas se dedicaban a la payesía. O lo que es lo mismo, tan sólo el 1,55% de la población ocupada es campesina. Pero de los escasos 47.800 agricultores del país, sólo cerca del 15% son mujeres.
Ester es una de estas 7.000 mujeres que un día decidió que viviría de y para el campo. Desde hace 3 años tomó esta decisión, y como ella asegura, «no podría ser más feliz». Siempre había trabajado en la industria, pero al quedarse embarazada la empresa no le renovó el contrato. Entonces, con 34 años, decidió volver al lugar de dónde venía, el campo. De padres campesinos, era lo que siempre había visto de pequeña. Fue a vivir al pueblo, Vilallonga del Camp, y desde entonces lleva la explotación agraria de la familia junto con sus padres, además de haber iniciado el proyecto de ‘Casa Rosset’, una empresa de comercialización de los productos agrarios propios.
No hay que alejarse mucho del bullicio y la contaminación de Tarragona para ir a parar a sus fincas. Al término de Vilallonga, grandes explanadas llenas de avellanos, almendros y olivos hacen olvidar rápidamente que estamos a menos de diez kilómetros de las plantas químicas del Tarragonès. A ambos lados de sus tierras sólo se ven otras fincas que parecen no acabar nunca. Y es que a pesar de ser el sector económico que menos peso tiene dentro del Camp de Tarragona, no es inexistente. Las Denominaciones de Origen Protegidas como la Avellana de Reus y el aceite de Siurana ponen de manifiesto la importancia de la agricultura dentro del territorio. Pero hay que tener en cuenta que el sector primario fue el ámbito económico que menos creció el año 2014 tanto en el Baix Camp como en el Alt Camp. En el Tarragonès fue el segundo, por detrás de los servicios. Y concretamente la agricultura descendió una media del 1,97% en todo el Campo de Tarragona. Además, sólo el 5,3% de población ocupada de la provincia de Tarragona se dedica a esta profesión. Con todo, este porcentaje es casi cuatro puntos más elevado que en el global de Cataluña. Por otra parte, el paro registrado en la agricultura en la provincia de Tarragona es el segundo más alto de entre todos los sectores. Un total del 20,85% de los agricultores está en el paro, mientras que la cifra sólo es superada por el 34,75% de parados del sector de la construcción.

«Siempre hay prejuicios»
«Es un trabajo duro», asegura Ester. «El campo catalán siempre está en crisis», sigue mientras recuerda la crisis de la avellana y otros momentos complicados que vivió cuando era pequeña. Su madre toda la vida ha sido campesina, y ahora ella sigue los pasos tanto de ella como de su padre. «En casa crecimos haciendo de campesinos», explica. Y continúa: «Pero los padres siempre decían: hija estudia, no te dediques a ello. No les hacía gracia, pero con el tiempo te das cuenta de que eres campesina». La presencia minoritaria de las mujeres en el sector es un hecho que Ester tiene muy presente. Según Gomis, los problemas que ha tenido que afrontar cuando empezó en este mundo son prácticamente los mismos que tiene una mujer cualquiera: «Los prejuicios y la duda constante de mi capacidad para este trabajo son constantes. Pero hoy en día el campo está muy maquinizado», argumenta Ester. Así pues, asegura que si hay alguna tarea que por razones físicas no puede hacer, se utiliza maquinaria o se alquila personal de soporte. De momento también se está abriendo camino con la agrotienda ‘Casa Rosset’. Asegura que la competencia es dura, pero poco a poco, con productos de calidad, espera poder convertir la empresa en su medio de vida. Y es que a la pregunta de «¿Cómo te ves de aquí 10 o 20 años?», asegura que haciendo el mismo trabajo. Tal y como dice ella: «Con el tiempo me he dado cuenta de que ser campesina es lo que me hace feliz».
Temas relacionados
Twitter DiariMes Twitter

@Diari_Mes

Envía tu mensaje
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43