Buscador de la Hemeroteca
Català
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Las consecuencias del 1-O

Vecinos de Lérida denuncian intimidaciones por parte de la policía a raíz del 1-O

Los grupos de la oposición delante de la subdelegación del gobierno español en Lleida.

Vecinos de Lérida denuncian intimidaciones por parte de la policía a raíz del 1-O

La oposición a la Concejalía pide al alcalde que intervenga y a la subdelegada del gobierno español que ordene que los efectivos se marchen de la ciudad

Actualizada 05/10/2017 a las 15:09

Vecinos de Lleida han denunciado esta semana a concejales del Ayuntamiento del municipio, ya que por redes sociales han recibido intimidaciones y acosos verbales por parte de agentes de la policía española y de la Guardia Civil por las calles de la ciudad próximos a los lugares dónde estos efectivos duermen o trabajan, como el Centro Histórico o el barrio de Cappont. Una de las chicas afectadas ha explicado a la ACN que este miércoles a las 8 de la mañana, cuando se dirigía en bicicleta a la universidad, pasó delante del cuartel de la policía española, por el medio de los agentes que ocupaban la acera, y uno de ellos se giró y le gritó «a que te doy una hostia». «No tiene ningún tipo de sentido y no lo entiendo», reconoce. Otra chica afectada, en este caso en el centro de Lleida, donde hay un hotel donde se alojan algunos de estos efectivos, ha reconocido a la ACN estar «atemorizada» porque ha vivido dos intimidaciones desde el lunes. Una de ellas, «cuando venía de la manifestación, con una pegatina, uno de los agentes se me quedó mirando y me gritó 'ven aquí, valiente'». Es por todo eso que los grupos de la oposición a la Paeria, PDeCAT, ERC, Crida-CUP y Comú de Lleida piden al alcalde que intervenga y a la subdelegada del gobierno español en Lleida, Inma Manso, que ordene que los efectivos se marchen de la ciudad.

El regidor del Común de Lleida, Sergi Talamonte, ha denunciado que hay ciudadanos que están siendo asediados estos días por las calles y dice que «cuando las fuerzas de seguridad dejan de serlo, qué sentido tiene tenerlas cerca». Talamonte también se pregunta «donde está el alcalde, cuando tendría que tomar el liderazgo» y pide a la subdelegación del gobierno español que ponga «cordura» y que retire las fuerzas de seguridad «que trajeron para generar sufrimiento y dolor a la ciudad el 1-O». «Que vuelvan a su casa, porque ni las necesitamos ni las queremos», ha añadido.

El regidor de la Crida per Lleida-CUP, Francesc Gabarrell, ha dicho que «no tiene ningún sentido que las fuerzas que ocuparon policialmente la ciudad todavía estén para seguir atemorizando a la población». «Después de la represión del domingo, tienen que marchar y pedimos que el alcalde hable con los hoteles de la ciudad para que los echen» y a la delegada del gobierno español en Lleida, Inma Manso, que «los envíe a los lugares de donde provienen». «Hemos recibido quejas de los vecinos que viven alrededor del Hotel Real donde se alojan porque los agentes los han insultado y hecho fotografías», ha explicado. Es «inconcebible» que los agentes que formaron parte de la «represión» del 1-O «todavía vivan junto a sus casas», ha lamentado.

El regidor de ERC-Avancem, Carles Vega, ha dicho que la ciudad no se merece que varios «furgones» de la policía española se «paseen» por la ciudad con una finalidad «evidentemente intimidatòria» y reprocha al alcalde de Lleida, Àngel Ros, «que no esté haciendo nada» para echar las fuerzas policiales españolas de Lleida. Es por eso, ha explicado, que los grupos de la oposición han tomado la iniciativa y han presentado por escrito a la subdelegación del gobierno español en Lleida la petición para que estos policías marchen.

El regidor del PDeCAT, Toni Postius, ha criticado que «una vez más el alcalde de Lleida, Àngel Ros, vuelve a dejar en la estacada la ciudadanía que estos días está denunciando acoso por parte de las fuerzas policiales españolas enviadas en Lleida por el 1-O». «Una vez más el alcalde continúa escondido, sin dar la cara, haciéndose la víctima y sin atender este clamor ciudadano que dice que estas fuerzas no hacen nada en la ciudad», ha añadido. Postius lamenta que «mientras a otros municipios, los alcaldes han dicho no a que estos efectivos sigan en su ciudad, Ros mira hacia otro lado». «Estas situaciones intimidatòries no favorecen a un clima de paz y tranquilidad a la ciudad y el único que hacen es provocar y atemorizar los vecinos», ha concluido.
Temas relacionados
Twitter DiariMes Twitter

@Diari_Mes

Envía tu mensaje
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43