Buscador de la Hemeroteca
Català
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Las consecuencias del 1-O

El gobierno ofrece a Puigdemont debatir el modelo territorial en el Congreso si el lunes dice 'no' a la independencia

El ejecutivo español lo emplaza a volver a la situación previa a la aprobación de las leyes de desconexión pero no contempla levantar la intervención de las finanzas catalanas
  • Roger Pi de Cabanyes

Actualizada 13/10/2017 a las 15:34

La vicepresidenta del gobierno español, Soraya Sáenz de Santamaría, ha emplazado este viernes al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, a obviar las presiones que recibe de varios sectores del independentismo, entre los que ha citado la carta de la CUP dirigida al presidente catalán, y a responder negativamente al requerimiento que le ha enviado a Mariano Rajoy sobre si ha declarado o no la independencia. Una respuesta negativa, según Sáenz de Santamaría, implicaría un retorno a la situación anterior a la aprobación por parte del Parlamento de las leyes de desconexión y el retorno a la «legalidad».

La alternativa a la declaración de independencia, según la vicepresidenta, permitiría participar del debate al Congreso, en concreto a la comisión creada para debatir al modelo territorial, donde podrá comparecer para exponer sus planteamientos. Con todo, según ha confirmado la vicepresidenta en conversación informal con los periodistas, uno «no» de Puigdemont no implicaría que el Estado levantara la intervención de las finanzas de la Generalitat dictada por Cristóbal Montoro.

Sáenz de Santamaría ha comparecido en rueda de prensa en sustitución de Íñigo Méndez de Vigo –ausente oficialmente por un problema familiar- y ha asegurado que el presidente de la Generalitat tiene «la oportunidad de recuperar la normalidad institucional y poner punto y final a la inestabilidad».

Para hacerlo, ha apuntado, tiene que responder con uno «no» el requerimiento del ejecutivo español para que aclare si declaró la independencia en el Parlament de Catalunya la semana pasada. Cualquier respuesta diferente, ha advertido, activará la segunda fase del requerimiento, con vistas a la aplicación del artículo 155 de la Constitución.

Dudas sobre si la independencia está o no declarada
La vicepresidenta ha relacionado esta petición de aclaración por parte del gobierno español al hecho de que los servicios jurídicos de La Moncloa no se ponen de acuerdo sobre si Puigdemont declaró o no la independencia. «Queremos resolver esta ambigüedad y simplemente tiene que contestar con claridad», ha afirmado si «sí o no».

Este «no», según Sáenz de Santamaría, implicaría un retorno a la situación anterior al pleno de los días 5 y 6 de septiembre en que se aprobaron las leyes del referéndum y de transitoriedad, y por lo tanto la posibilidad de abrir un diálogo que el ejecutivo español circunscribe sólo a la comisión creada al Congreso de los Diputados para abordar esta cuestión.

En cambio, ha advertido que uno «sí» abriría automáticamente la segunda fase del requerimiento, en el que Puigdemont dispondría de plazo hasta el jueves en las 10.00h para «revocar» esta declaración y «volver a la orden constitucional y estatutario».

Las presiones de la CUP
La vicepresidenta ha recordado que la decisión depende «sólo» de Puigdemont, y no es «ni de la CUP ni de la ANC». «Tiene una oportunidad, y tiene que pensar en el futuro de Cataluña y de los catalanes en términos de bienestar económico y social», ha sentenciado.

En este sentido, ha citado el último párrafo de la carta que la CUP ha enviado a Puigdemont emplazándolo a levantar la suspensión de la declaración de independencia, y se ha preguntado si esta formación independentista tiene ningún interés de aportar bienestar social a Cataluña.

Los mediadores son los diputados
Sáenz de Santamaría ha apuntado que Puigdemont tiene a su disposición la posibilidad de abrir el debate allí donde «se toman las grandes decisiones de país» en España, que es, ha dicho, el Congreso de los Diputados. Según la vicepresidenta, dentro del marco de la Ley «se puede hablar de todo» y Puigdemont incluso podría comparecer a la comisión creada para el estudio del modelo autonómico. «España es un estado soberano donde elegimos a nuestros representantes, los del Congreso, y estos son nuestros mediadores», ha dicho.

«Una oportunidad»
Según Sáenz de Santamaría, esta propuesta es «una oportunidad» para que Puigdemont y la Generalitat vuelvan al marco constitucional. «La manera de hacerlo es contestar con claridad el requerimiento, restaurar la convivencia ciudadana en Cataluña», y «plantear» al Congreso de los Diputados sus propuestas. No ha querido concretar si esta oportunidad es «la última», como le han preguntado, pero sí que ha apuntado que es «importante».

No concreta medidas del 155
La vicepresidenta ha evitado a lo largo de toda la rueda de prensa concretar las medidas que su ejecutivo adoptaría en el marco del artículo 155 en caso de que el presidente de la Generalitat confirme la declaración de independencia. Se trata, ha dicho, de ir «paso a paso» y la fase actual es la del requerimiento.

En todo caso ha advertido Puigdemont que «está en su mano evitar actuaciones posteriores» y que dispone «de un margen amplio» para hacerlo. Lo ha emplazado a «reflexionar» este fin de semana porque «tiene la capacidad de restaurar la convivencia entre los catalanes».
Temas relacionados
Twitter DiariMes Twitter

@Diari_Mes

Envía tu mensaje
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43