Buscador de la Hemeroteca
Català
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Referéndum 1-O
Un vehicle de la Guàrdia Civil marxant de la impremta de Sant Feliu de Llobregat mentre manifestants independentistes exhibeixen estelades i els diuen adéu amb la mà.

La Guardia Civil se marcha de la imprenta de Sant Feliu de Llobregat después de cerca de tres horas

Un vehículo de la Guardia Civil marchándose de la imprenta de Sant Feliu de Llobregat mientras manifestantes independentistas exhiben esteladas y les dicen adiós con la mano.

La Guardia Civil se marcha de la imprenta de Sant Feliu de Llobregat después de cerca de tres horas

El operativo policial atrae a un centenar de jóvenes de la izquierda independentista

Actualizada 15/09/2017 a las 18:35

La Guardia Civil se ha marchado de la imprenta Artyplan de Sant Feliu de Llobregat poco antes de las cinco de la tarde, casi tres horas después de entrar en busca de material relacionado con el referéndum del 1-O. Aunque ni la empresa ni la misma Guardia Civil ha informado oficialmente, algunas fuentes de la compañía aseguran que los agentes se han marchado sin que hayan encontrado nada que relacione la empresa con la organización del referéndum. El amplio despliegue policial que desde el jueves por la tarde ha desplegado al polígono del Pla de Sant Feliu ha atraído un centenar de jóvenes de la izquierda independentista, que ha seguido el operativo dirigiendo cánticos a los agentes, como «On són les paperetes?» o el «Passi-ho bé».



Los manifestantes se han repartido entre la entrada principal y la puerta posterior de las naves de Artyplan, bajo el control de una decena de agentes de los Mossos d'Esquadra. Banderas esteladas y pancartas a favor del derecho a decidir han sido la indumentaria más repetida entre las personas concentradas ante las instalaciones de la imprenta, las cuales constantemente han proclamado gritos contra el registro llevado a cabo por la Guardia Civil.

Entre las personas concentradas había representantes de la ANC y de la izquierda independentista. Poco antes de las cinco de la tarde ha llegado el diputado de ERC al congreso Joan Tardà, que ha asegurado que los registros son una manera de «querer generar miedo» y los ha calificado de «payasadas». En una atención a la prensa, Tardà ha pedido «serenidad» a los asistentes, afirmando que una actitud calmada «sirve para reflejar como un espejo el ridículo del estado español».

«Lo más importante es no caer en la provocación», ha subrayado el diputado republicano, que ha asegurado que «allí [en Madrid] algunos anhelan que aquí haya un escenario de mínimo conflicto, que ellos ya se encargarían de multiplicarlo por dos millones».

Una vez la decena de vehículos de la Guardia Civil se ha marchado de la imprenta de Sant Feliu, la concentración popular se ha disuelto en pocos minutos y se ha extendido el rumor de que los agentes se habrían trasladado a una imprenta próxima al término municipal vecino de Molins de Rei. Buena parte de los manifestantes se ha desplazado hasta este otro punto pero se ha descartado que se estuviera produciendo cualquier registro y la concentración se ha disuelto.

De L'Hospitalet salen con las manos vacías
Con respecto al registro de la imprenta de l'Hospitalet de Llobregat, Marc Martí, los agentes han abandonado pocos minutos antes de las cuatro de la tarde las instalaciones sin que hayan encontrado ningún tipo de material relacionado con el referéndum del 1-O. Aunque los efectivos de la Guardia Civil han estado toda la mañana en las inmediaciones de la imprenta, el registro ha durado una hora, después de que la decena de agentes desplegados recibieran la orden judicial que les permitía acceder a la nave. Una vez ha trascendido del registro en esta empresa, un grupo de personas defensoras del referéndum se ha concentrado en las puertas de la empresa para seguir el registro. En la salida de los agentes los han despedido al grito de «Votarem!».




El director de Marc Martí, Carles Garcia, ha explicado que los agentes de la Guardia Civil se han marchado de la empresa «igual que han venido», ya que no se han llevado ningún tipo de material. De hecho, Garcia cree que la Guardia Civil va «con el paso cambiado» si lo que buscaban eran papeletas o algún tipo de material de imprenta convencional: «Aquí hacemos grandes formados. Es otro tipo de actividad», ha asegurado en declaraciones a los medios de comunicación.

A pesar de la sorpresa por el registro, el director de la empresa ha querido quitar hierro a la situación y reconoce que aunque se han perdido algunas horas de trabajo, «hoy ya es el viernes y hace un poco de gracia tener una actividad diferente», ha ironizado. Garcia detalla que los agentes han «curioseado» todo lo que han querido: «Han entrado en todas las instalaciones, pero ha sido muy superficial. No sé hasta qué punto quieren llegar».

Una vez acabado el registro, que ha durado en torno a una hora, algún trabajador ha sacado la cabeza por la ventana para despedir a la Guardia Civil y un pequeño grupo de independentistas concentrados delante de la empresa ha despedido los vehículos al grito de «Votarem!». Entre las personas concentradas había la diputada de L'Hospitalet, Anna Simó.
Temas relacionados
Twitter DiariMes Twitter

@Diari_Mes

Envía tu mensaje
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43