Buscador de la Hemeroteca
Català
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

El president de la Generalitat, Carles Puigdemont, i el major dels Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero, durant la roda de premsa de dilluns a la tarda.

Los Mossos no cierran la operación aunque los 12 integrantes de la célula están detenidos o muertos

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y el mayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero, durante la rueda de prensa del lunes por la tarde.

Los Mossos no cierran la operación aunque los 12 integrantes de la célula están detenidos o muertos

El mayor Trapero confirma al 100% que el imán de Ripoll murió en la explosión en Alcanar

Actualizada 21/08/2017 a las 21:07

Los Mossos d'Esquadra no dan por cerrada la operación policial por los atentados de Barcelona y Cambrils de la semana pasada, aunque los doce integrantes de la célula están detenidos o muertos, después de que el último fugitivo, Younes Abouyaaqoub, haya muerto a tiros este lunes por la tarde en unas viñas de Subirats (Alt Penedès). Según el mayor del cuerpo, Josep Lluís Trapero, no se descarta que próximamente haya más personas detenidas, pero ya no serían los integrantes directos de la célula. En una rueda de prensa esta tarde, Trapero ha confirmado al 100% que el eximán de Ripoll murió en la primera explosión en la casa de Alcanar el miércoles por la noche.

En una rueda de prensa conjunta con el presidente de la Generalitat, a Carles Puigdemont, y el conseller de Interior, Joaquim Forn, Trapero ha relatado los últimos momentos de vida del conductor de la furgoneta que mató a 13 personas en la Rambla.

Así, hacia las tres y media de la tarde, la sala de mando de los Mossos ha recibido dos informaciones que apuntaban que el joven marroquí de 22 años vecino de Ripoll era cerca de la estación de tren de Sant Sadurní d'Anoia. Primero lo han visto el jefe y el subjefe de la comisaría de los Mossos de Vilafranca del Penedès. Justamente volvían en coche desde el complejo Egara, en Sabadell, suyo central de la policía catalana, por una reunión de mandos sobre los atentados. En paralelo, una mujer ha llamado a la policía diciendo que había visto, sin ninguna duda, al fugitivo. Ha explicado que tenía conocimientos de fisonomía y que, además, le había extrañado que iba muy tapado por la temperatura que hacía. A raíz de estas dos informaciones, se ha ordenado a todas las patrullas de la zona ir hacia allí.

Dos agentes de una patrulla de seguridad ciudadana de proximidad de la comisaría de distrito de Sant Sadurní han visto al joven agachado entre las viñas. Le han dado el alto y el joven se ha abierto la camisa que llevaba encima de la camiseta mostrando lo que parecía un cinturón de explosivos, que después se ha demostrado falso. Ha llamado 'Allahu akbar' (Allah es grande) y los agentes le han disparado, matándolo, una actuación que Trapero ha considerado «justificada».

Los artificieros de los Tedax han utilizado un robot para descartar que el cinturón de explosivos fuera falso. Cuando se ha descartado la amenaza, se le ha cogido la huella dactilar y se ha comparado con la que se tiene en la base de datos del NIE, el número de identidad de extranjería. Minutos después se ha confirmado la coincidencia de 12 puntos en las huellas, cosa que significa coincidencia total. Trapero ha explicado que el chico llevaba unas zapatillas y un reloj que coincidían con los que salían en las imágenes de cámaras de seguridad. También llevaba cuchillos, alguno de los cuales podría ser el que mató a Pau Pérez en su Ford Focus en la zona universitaria.

Después de eso, se ha informado al magistrado y al fiscal jefe de la Audiencia Nacional española y la comitiva judicial ha hecho el levantamiento del cadáver.

Trapero ha explicado que el joven iba solo y que los rumores sobre que iba acompañado o había una furgoneta por la zona no se han confirmado. Según él, eso se debe a la «sensibilidad de la ciudadanía», que, «con buen criterio» llama a la policía ante cualquier hecho fuera del normal.

Con la muerte de Younes y la identificación 100% de los restos del imán en la casa de Alcanar, sólo queda para certificar la identidad del duodécimo miembro y octavo muerto: supuestamente Youssef Aalla, hermano de Mohamed y Said, detenido en Ripoll y muerto en Cambrils, respectivamente. Este individuo podría ser el encargado de la manipulación de los explosivos.

Por eso, ha explicado que el desescombro de la casa de Alcanar todavía tardará semanas, la investigación durará meses y todavía falta para recibir información internacional por si el grupo tenía vínculos al extranjero|en el extranjero. El caso «no se da por cerrado, el núcleo sobre lo que se trabajaba eran 12 personas, pero eso no basta para que la investigación se pueda ampliar a otras personas, puede haber más detenciones», ha explicado.

Los cuatro detenidos pasarán a disposición del juez Andreu de la Audiencia Nacional este martes a las 9 de la mañana.
Temas relacionados
Twitter DiariMes Twitter

@Diari_Mes

Envía tu mensaje
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43