Buscador de la Hemeroteca
Català
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

Esther Graells, caporala del Grup d'Atenció a la Víctima de Vilanova i la Geltrú, atenent els mitjans de comunicació.

Esther Graells, cabo del Grupo de Atención a la Víctima de Vilanova i la Geltrú, atendiendo los medios de comunicación.

Se escapa de casa con 19 años para no tener que casarse forzadamente con un hombre de 33

Ante la inminencia de la ceremonia la chica, de origen marroquí, acompañada de su hermana de 16 años, se marchó de casa

Actualizada 18/05/2017 a las 19:11

Los Mossos d'Esquadra, en colaboración con la Dirección General de Atención a la Infancia y a la Adolescencia (DGAIA) y los Servicios Sociales de Vilanova i la Geltrú, han evitado el matrimonio forzoso de una chica de origen marroquí de 19 años y vecina de Vilanova i la Geltrú con un hombre de 33, también de origen marroquí y residente en Francia. La chica, a la que sus padres forzaron a casarse este verano en Marruecos con un hombre que no conocía, huyó de casa el miércoles, ya que este sábado se tenía que celebrar en Vilanova la ceremonia civil para formalizar legalmente su boda y, posteriormente, marcharse con su marido a Francia. Ante las explicaciones de la joven, que se marchó de casa acompañada de su hermana de 16 años, la DGAIA les encontró una casa de acogida para alejarlas de sus padres.

Según ha explicado Esther Graells, cabo del Grupo de Atención a la Víctima de Vilanova i la Geltrú, el juez ha dictado para los padres, una orden de alejamiento de 1.000 metros hacia la joven, han quedado investigados como presuntos autores de un delito de matrimonio forzado y un delito de violencia doméstica y tendrán que comparecer ante el juzgado de instrucción en funciones de guardia de Vilanova i la Geltrú.

Graells ha detallado que como la chica tiene nacionalidad española, la boda celebrada este verano en Marruecos no tenía validez en Cataluña y es por eso el sábado se tenía que celebrar una ceremonia civil en Vilanova i la Geltrú con el fin de oficializar el enlace.

Ante la inminencia de la ceremonia y la posibilidad de tener que marcharse a Francia con su marido, la chica, acompañada de su hermana de 16 años, se marchó de casa con dos pequeñas maletas como equipaje y la firme intención de no volver. La policía tuvo constancia de los hechos el mismo miércoles cuando los padres de las dos chicas denunciaron la desaparición de sus hijas. Cuando los Mossos d'Esquadra contactaron con ellas, las jóvenes, que se dirigieron a las oficinas de la DGAIA en Barcelona, explicaron los hechos y, posteriormente, se las asesoró a fin de que interpusieran una denuncia contra sus padres.

En el momento de denunciar los hechos, la joven dejó claro a los Mossos que no quería que se actuara ni contra el que tenía que ser su marido ni contra sus padres, que tienen a su cargo otros hijos menores. Les explicó que la única cosa que quería era poder escoger su futuro y que ante las creencias y tradiciones familiares la única salida que tenía era huir de casa.

Los Mossos d'Esquadra recuerdan que el matrimonio forzado queda recogido en el Código Penal y que la legislación actual prevé una pena de prisión de entre seis meses y tres años y medio o una multa de 12 a 24 meses, según la gravedad de las coacciones, a todo aquel que con intimidación grave o violencia obligue a otra persona a contraer matrimonio.

En Cataluña cada año se atienden una decena de casos de matrimonios forzosos. Concretamente, en el 2014 se gestionaron 19, 15 el 2015 y 14 el año pasado.
Temas relacionados
Twitter DiariMes Twitter

@Diari_Mes

Envía tu mensaje
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43