Buscador de la Hemeroteca
Català
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

imatge del conseller d'Interior, Jordi Jané, al centre entre Joaquim Forn i la senadora Beth Abad. Imatge del 20 de març del 2017. (horitzontal)

Imagen del conseller de Interior, Jordi Jané, en el centro, entre Joaquim Forn y la senadora Beth Abad.

El Gobierno incrementará las inspecciones en los centros que renuevan permisos de conducir

Jané afirma que obtener la licencia por más años no puede ser un mero «trámite» y que este proceso no puede ser un «colador»

Actualizada 20/03/2017 a las 19:32

El Gobierno incrementará las inspecciones en los centros que renuevan permisos de conducir para que sean más «estrictos» con los conductores, especialmente de transporte colectivo, y así se aseguren de que reúnen todas las condiciones físicas y psíquicas para ponerse en el volante. «Queremos tener la seguridad que se hace bien el trabajo y que no es un colador. No es un trámite, nos va la vida», ha afirmado este lunes el conseller de Interior, Jordi Jané, acompañado del titular de Territori, Josep Rull, en la presentación de un paquete de propuestas para reforzar la seguridad en el transporte en autocar, un año después del accidente de Freginals, en el que fallecieron trece chicas.

Uno de los focos trata de incentivar el uso del cinturón de seguridad, obligatorio desde el 2007 en autocares de larg recorrido. Jané ha afirmado que «el mejor homenaje» que se puede rendir a las víctimas del accidente de Freginals es «reforzar las medidas de seguridad» en la carretera, con el foco puesto en el uso del cinturón, entre otros retos. El conseller de Interior ha lamentado, después de un año y con todos los atestados cerrados de la Comisaría General de Movilidad de los Mossos D'Esquadra, que «la mayoría de víctimas no llevaba, el cinturón atado y la mayoría de personas que se salvaron, sí que lo llevaban». Jané ha añadido que llevar el cinturón de seguridad atado cuando un autocar vuelca o da un giro brusco reduce un 75% las posibilidades de morir en el accidente.

El Gobierno desarrollará campañas informativas para promover que los viajeros de autocares se aten el cinturón, se repartirán folletos con instrucciones específicas y un díptico trilingüe con consejos para los usuarios. También se incentivará que los vehículos incorporen elementos de aviso y control del uso efectivo del cinturón. También se incrementarán las inspecciones específicas sobre manipulación del tacógrafo y otros elementos de control, en el marco del Plan de Seguridad Vial y del Plan de Inspección de Transportes.

Estas son algunas de las propuestas presentadas este lunes por Jané y Rull. Forman parte de una serie de medidas surgidas en una jornada de trabajo en verano con representantes del sector del transporte, sindicatos y asociaciones de usuarios como reacción al accidente de Freginals. Las medidas que se plantean giran alrededor de tres ejes de actuación: vehículos y cinturón de seguridad; conductores y condiciones de trabajo; información, contratación y derechos y deberes de los usuarios. Algunas son competencias de la Generalitat; de otros, del Estado y de la Unión Europea. La flota de transporte por carretera en Cataluña es de 5.500 vehículos y hay más de 400 empresas dedicadas a esta actividad.

Implantar el «alcolock»
Jané ha anunciado que el Gobierno hará más controles y más intensivos en los próximos meses en los centros que renuevan los permisos de conducir después de que hayan llegado a la conclusión que se tienen que incrementar las «exigencias» en los conductores para ser «más rigurosos». Cuando no reúnan las aptitudes psicofísicas, habrá que «expulsar-los» de la carretera, ha avisado.

El conseller de Interior ha puntualizado que el ejecutivo catalán puede controlar cómo «se aplica la normativa», si bien modificarla es competencia estatal. En este sentido, el Gobierno instará al estado a estudiar la posibilidad de incrementar la frecuencia en la renovación del permiso de conducir para los profesionales, el aumento de las aptitudes psicofísicas que se exigen y la revisión del contenido y carácter de las pruebas de control.

La Generalitat también propondrá al gobierno español que invierta la directiva europea sobre el «alcolock» un dispositivo que impide al vehículo arrancar si el conductor ha consumido alcohol. «Todos los autocares tendrían que llevarlo», ha dejado claro Rull, que apuesta por implementar los últimos avances tecnológicos para mejorar la seguridad en la carretera.

La Generalitat clasificará los vehículos en función de la seguridad
Dentro de su ámbito de competencias, en el marco de la ley de Transport de Viatgers de Catalunya que se está redactando, la Generalitat implementará un sistema de distintivos de calidad para clasificar los vehículos de transporte colectivo a partir de los elementos de seguridad de qué dispongan e introducirá como criterio de evaluación las mejoras tecnológicas en los concursos de nuevas concesiones.

También incorporará en la nueva ley la necesidad de que las empresas organizadoras de viajes en autocar dispongan de una lista de los pasajeros de un trayecto, como sucede actualmente en los viajes en avión o en barco, para facilitar las gestiones en caso de accidente.

Con respecto a la información que reciben los usuarios, se revisarán los elementos de los vehículos que indican a los pasajeros las normas de seguridad y las instrucciones a seguir en caso de incidencia.
Temas relacionados
Twitter DiariMes Twitter

@Diari_Mes

Envía tu mensaje
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43