Buscador de la Hemeroteca
Català
Secciones

Tarragona Reus Costa Daurada

«En España se estima que hay un millón de superdotados pero solo unos 25.000 están identificados»

Sanz preside la Fundación El Mundo del Superdotado, organizadora del IV Congreso de esta materia celebrado en Madrid
  • Redacció

Actualizada 09/11/2016 a las 19:24

Madrid acogió recientemente el IV Congreso de Superdotación y Altas Capacidades, organizado por el gabinete psicológico El Mundo del Superdotado y su fundación, presidida por Carmen Sanz Chacón. Esta psicóloga lleva 16 años trabajando con personas con un cociente intelectual superior a la media. Tanto ella, con un 168, como el resto de terapeutas de la consulta pertenecen a ese colectivo porque consideran que es la forma más adecuada de poder tratar a sus pacientes.

La Organización Mundial de la Salud define a una persona superdotada como la que supera el 130, a lo que se estima que llega el 2% de la población. «Hay una serie de características y de necesidades comunes en los niños y adultos superdotados que si no se satisfacen generan problemas», afirma Sanz Chacón.

-¿Hay muchas personas que son superdotadas y lo desconocen
- Muchísimas. En España se estima que hay un millón de superdotados e identificados puede que unos 25.000. El resto no lo sabe. Sobre todo cuando has sufrido fracaso escolar y tienes un fracaso profesional. Entonces llega a ocurrir al revés, que incluso te sientes tonto.

-¿Qué hace pensar a un adulto que puede ser superdotado?
- Lo más común es la sensación de que no encajas, que tienes gustos e intereses diferentes al resto de las personas, y a veces eso hace que nos sintamos raros. Los trabajos rutinarios, los que no permiten creatividad, no los solemos llevar demasiado bien. Si eso se une a una infancia con problemas de rechazo, con dificultades para entenderte con tus compañeros de clase, con fracaso escolar… da bastantes pistas para que uno se empiece a preguntar si puede ser superdotado.

- ¿Quienes llegan a ustedes lo hacen directamente o después de haber pasado por otro tipo de psicólogos?
- Muchos vienen después de años y años de terapias diversas. En otros casos son personas que no tienen problemas psicológicos pero sí les cuesta encajar y acuden a nosotros para pedir soporte. Ser superdotado no es equivalente a tener problemas de adaptación. Hay muchísimas personas muy inteligentes que desarrollan una cerrera profesional normal. Yo creo que tiene que ver bastante con el entorno en el que te desarrollas. Si tienes un entorno estimulante y una familia que te comprende y apoya no tiene por qué haber problemas. Los problemas se producen cuando ocurre todo lo contrario: cuando has tenido la mala suerte de tener acoso escolar, de aburrirte, de que te hubieran medicado erróneamente para el TDH (Trastornos de Déficit de Atención), etc.

- ¿Qué tipo de pruebas se hacen para determinar si una persona tiene un cociente intelectual (CI) superior a la media?
- Hacemos pruebas de inteligencia. Son bastantes: de tipo verbal, lógico, de velocidad de razonamiento, de percepción… Lo que se mide en general es la inteligencia, que es el factor común a todo ese tipo de pruebas, pero en nuestro equipo también hacemos siempre una valoración emocional concreta de la persona.

- ¿En qué consiste?
- Solemos valorar la inteligencia emocional, su personalidad, para ver qué tipo de dificultades está pasando. Solemos tener una entrevista personal bastante amplia antes de pasar a hacer las pruebas, porque como psicólogos lo que queremos es ayudar, no simplemente dar el número de un CI, sino una visión completa y poder orientarles.

- ¿Se tarda mucho en tener el resultado?
- No, lo hacemos en una sola sesión. Con las personas que tienen problemas trabajamos con el método Darwin. Suelen ser problemas muy parecidos, de falta de autoestima, de orientación profesional o personal y problemas en sus relaciones personales. Trabajamos en todas estas áreas con una terapia específica para superdotados, que hemos desarrollado después de muchos años trabajando con ellos. Es un método de desarrollo y crecimiento personal además de una terapia. Les ayudamos a fortalecer su capacidad y desarrollar habilidades para la gestión de las relaciones personales y laborales. Ahora mismo tenemos más de 70 pacientes de toda España, incluso de Estados Unidos y Sudamérica, con los que estamos trabajando tanto presencialmente como por Skype con esta metodología.

- ¿Cuánto puede durar la terapia?
- La metodología que nosotros utilizamos dura aproximadamente dos años. Hacemos una sesión semanal. Lógicamente hay mucha variedad. Hay personas que están seis meses y otras, tres años. Hay quienes llevan años con nosotros porque su terapeuta llega a convertirse en un mentor.

- ¿Cómo le cambia la vida a una persona cuando se le comunica que tiene un CI superior a la media?
- Lo que nos comentan en general los adultos que vienen a consulta, que suponen más del 50% de nuestros pacientes, es que de repente comprenden por qué siempre les ha costado encajar con su entorno y por qué siempre han tenido dificultades con sus relaciones sociales y de trabajo. Solamente con esto muchas personas ya se sienten mucho mejor consigo mismas y empiezan a mejorar en todos los ámbitos. Otra reacción que encontramos a menudo es la de enfado contra sus padres y contra el sistema por no haberles apoyado cuando lo necesitaban y a lo mejor llegar a los 30 con fracaso escolar sin haber desarrollado una carrera profesional exitosa. Existe bastante falta de información sobre este tema y los padres no lo saben.

- ¿Cada vez se detecta antes?
- Ahora hay más información. Una de las labores que hacemos con la fundación y con las campañas es difundir este tema. Cada vez es más conocido lo que significa ser superdotado, los padres se preocupan más y se realizan más identificaciones. También los profesores empiezan a tener las ideas más claras. Pero todavía estamos muy lejos de llegar a que todos los niños que sean superdotados estén identificados en los colegios y que los adultos que tienen problemas sepan cuál es el origen y puedan tomar medidas.

- ¿Ha habido mejores en el sistema educativo?
- Se está haciendo muy poco desde las Administraciones y desde la formación del profesorado. Por eso nosotros con la fundación nos hemos centrado fundamentalmente en ese campo. Hace cuatro o cinco años, cuando hablábamos con los colegios, no recibíamos absolutamente ningún feeling positivo y ahora sí que empieza a haber interés. Tenemos cursos y cada año estamos formando a más de 1.000 profesores de toda España, e incluso de otros países.

- ¿Cómo era la situación hace unos años?
- Yo creo que no se conocían los conceptos pero los profesores tenían una mentalidad más abierta. En mi caso, la profesora que tuve en primaria se dio cuenta de que era muy inteligente y me subió de curso. Yo fui dos años adelantada. Creo que las cosas han ido a peor en los últimos 20 años, cuando hemos intentado que la educación fuera igual para todo el mundo sin diferenciar en capacidades. Hace 30 años se veía más natural. La igualdad a capón es absurda porque lleva a que las personas más inteligentes terminen desmotivadas y aburridas. La asignatura pendiente que tiene nuestro sistema educativo es precisamente esta, personalizar la educación. Y que cada uno estudie a su ritmo. Educar por edades es ridículo. Hay que educar en función de las capacidades. Lo veo a diario, con niños que saben multiplicar y les están enseñando a sumar.

- ¿Cuál es su opinión sobre que haya centros específicos para este tipo de alumnos?
- Creemos que tendría que haber la opción para que los padres puedan escoger. Los chicos que están en colegios exclusivos para superdotados no tienen ningún problema en socializar. Hay muchos experimentos en todo el mundo que demuestran que aunque un niño esté en un colegio especial puede socializar perfectamente con otros. Incluso es más fácil, porque entiende mejor cuál es la diferencia. Aprende a distinguir qué tipo de conversaciones tener en función del entorno en el que están. De momento estamos planteando a la Administración algo que es mucho más fácil, y es que como mínimo en cada colegio haya un aula de altas capacidades.

- ¿Habría niños suficientes?
- Sí, el 2% como mínimo. Pero se podría llegar incluso a que estén en el aula el 5 o 10% de los alumnos más capaces.

- ¿El CI de una persona puede variar?
- El CI se mantiene estable a lo largo de la vida. Depende del tipo de pruebas que se apliquen siempre puede haber una variación. Lógicamente una persona que ha estudiado una carrera superior y ha leído muchísimo con 30 años su resultado en las pruebas verbales va a ser mejor que el de alguien con la misma capacidad intelectual que no lee. Pero su capacidad lógica a lo mejor es la misma. Por eso las pruebas las tienen que hacer expertos. No solo es aplicarlas sino saber qué estás midiendo e interpretarlo en función de la persona.
Twitter DiariMes Twitter

@Diari_Mes

Envía tu mensaje
Diari MesDiari Mes es una marca registrada de Tamediaxa, S.A.

Redacció i administració: Carrer Manuel de Falla, 12 Baixos. Tarragona

977 21 11 54

Redacció a Reus: Carrer Monterols, 36 2n. Reus

977 32 78 43